Personas con discapacidad intelectual de Fundación AMÁS ponen en valor la participación ciudadana para luchar contra la discriminación estructural

Felipe Talavera, Ismael Carrillo Kevin Bella, Javier Ayala, César Bollo, Cárlos Sánchez y Lorena Martínez

Durante la tarde del 11 de abril tuvo lugar la presentación de conclusiones y cierre del proyecto europeo CAMUS en el que participaron personas con discapacidad intelectual y profesionales de Fundación AMÁS.

Este proyecto impulsado por el Ayuntamiento de Fuenlabrada tenía por objetivo prevenir y detectar situaciones de discriminación en servicios municipales. Para ello, se realizó una auditoría ciudadana con personas que formaban parte de entidades de la Mesa de la Convivencia, entre las que se encontraba Fundación AMÁS, y previamente formadas para tal fin.

Durante la jornada de presentación de conclusiones y cierre del proyecto, celebrada el 11 de abril, tuvo lugar una mesa redonda en la que las personas involucradas en las auditorías ciudadanas contaron su experiencia. Es el caso de Kevin, que destacó en su intervención el valor que para él ha tenido su participación en el proyecto.

«Estoy muy feliz de haber participado en el Proyecto Camus y de haber sido auditor. He conocido a mucha gente, hemos sido como una familia. Además, me he sentido muy útil y siento que he ayudado a Fuenlabrada, mi ciudad».

Asistieron al acto, en representación de Fundación AMÁS, Felipe Talavera, patrono de la Fundación AMÁS y presidente de Aspandi; Ismael Carrillo, director general de atención a personas de Fundación AMÁS; César Bollo, director del centro ocupacional Marcelino Camacho de Fundación AMÁS; Carlos Sánchez, psicólogo de Fundación AMÁS y miembro del panel de expertos del proyecto CAMUS, y Lorena Martínez y Kevin Bella, personas con discapacidad intelectual de la Fundación participantes en el proyecto.

Mesa de participantes

Un plan de acción contra la discriminación estructural

Durante la jornada, el alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala, anunció un Plan de Acción contra la Discriminación Estructural, elaborado a partir de las conclusiones detectadas en el desarrollo del proyecto europeo CAMUS (Citizen Auditors and Municipal Services against Structural Discrimination/Auditoría ciudadana y servicios municipales frente a la discriminación estructural).

Entre las necesidades identificadas e incluidas en el Plan se encuentra la diversificación lingüística en los servicios municipales para atender las necesidades de la ciudadanía extranjera, la eliminación de barreras arquitectónicas, la instalación de pictogramas y señalética accesible o la instalación de buzones para denunciar posibles discriminaciones, entre otras actuaciones.